Música Corea
 
Danza Corea
 
Teatro Corea
 
 
Historia Corea
 
Enlaces Corea
 
 
 
 
Enlaces Generales
 
Eventos Generales
 
Datos del Autor
 
Presentación
 
 
 

Corea - Música

Música Ritual Shamánica en Corea

Por LEE Yong-Shik

Capítulo 1: Introducción

1.4. Reseña sobre Literatura Selecta

Luego de la "política de apertura" de finales del siglo XIX, los misioneros americanos hicieron estudios consistentes sobre el shamanismo coreano. Homer B. Hulbert (1903) completó el primer trabajo académico "moderno", escribiendo seis artículos etnológicos sobre los shamanes coreanos -tanto hombres como mujeres- para The Korea Review. Otro misionero americano, Horace G. Underwood (1908) mencionó las prácticas shamánicas en su libro "The Call of Korea". Más tarde, usando información tomada de los estudios de Hulbert, Charles Allen Clark (1929) argumentó que el shamanismo en un elemento importante en la comprensión de la cultura coreana y luego trazó el origen del shamanismo coreano en el shamanismo siberiano. El interés de los occidentales en el shamanismo fue el de utilizar su estudio en la propagación del cristianismo. Sin duda, estaban interesados en presentar el shamanismo coreano como una superstición o como una religión pagana y en hace ver a los shamanes como charlatanes.

Durante la anexión japonesa (1910-1945), etnólogos japoneses investigaron el shamanismo coreano ya que estaban interesados en formular una política colonial efectiva. Murayama Tomojun (1929, 1932 y 1937) y Akamatsu Chijo y Akiba Takashi (1938) llevaron a cabo investigaciones de campo extensivas a lo largo y ancho de la península coreana. Por primera vez en la historia de la investigación del shamanismo coreano, el trabajo de Akamatsu y Akiba (1938) incluyó textos de canciones shamánicas tanto en coreano como en japonés. Akiba (1950) publicó más tarde un libro, basado en las perspectivas socio-antropológicas, que examinaba al shamanismo coreano como una religión "femenina" y "maternal". Los trabajos de especialistas japoneses se caracterizaron por la política de dominio colonial efectivo.

Durante la ocupación japonesa los especialistas coreanos inspirados por el nacionalismo, trataron de determinar el origen y la esencia de la cultura coreana a través del estudio del shamanismo. Choe Nam-seon (1927-1930) fue uno de los primeros investigadores coreanos en estudiar los rasgos únicos del shamanismo coreano a través de la comparación con los tipos de shamanismo del norte de Asia. Yi Neung-hwa (1927a) investigó el desarrollo histórico del shamanismo coreano a través de la literatura tanto coreana como extranjera -tanto la china como la japonesa. Yi sugirió que las prácticas religiosas antiguas fueron las precursoras del shamanismo actual y demostró el papel central del shamanismo en la vida religiosa de los coreanos. Diferente a Yi, quien fue un historiador de escritorio, Son Jin-tae (1927, 1930 y 1948) realizó trabajo de campo y se acercó al shamanismo a través de perspectivas socio-antropológicas. Su publicación de canciones shamánicas (1930) titulada Joseon singa yupeon (canciones shamánicas coreanas) fue un texto de referencia obligado para el estudio del shamanismo hasta 1960 cuando comenzó a florecer la publicación de este tipo de canciones.

El estudio del shamanismo continuó a comienzos de los años 60 luego de una pausa de más de veinte años debido al caos sociopolítico después de la Liberación (1945) y durante la Guerra de Corea (1950-53). Muchos investigadores publicaron transcripciones de textos de canciones shamánicas que se convirtieron en la base para futuros estudios (Im S.C. 1966; Im y Chang 1966; Kim T.G. 1971-79; Choe y Seo 1974; Pak K.S. 1999). El Ministerio de Información y Cultura, apoyado por la Sociedad de Antropología Coreana, publicó 12 volúmenes de reportes sobre folclor que incluyen prácticas shamánicas regionales escritos por especialistas de diversas disciplinas (Munhwajae Gwalliguk 1969-1982); el volumen XIV de este proyecto fue dedicado a los rituales shamánicos (Munhwajae Gwalligup 1983). Se publicaron etnografías de diferentes rituales shamánicos regionales (Choe G.S. 1982; Hwang R.S. 1988) y extensas etnografías de shamanismo de la costa oriental (Choe G.S. 1978) y de Seúl (Cho H.Y. 1983).

Después de los años 80 y hasta el presente, los especialistas coreanos han producido estudios sistemáticos y teóricos. Kim Tae-gon (1981) examinó el arquetipo de la religión y cultura coreanas a través del shamanismo, argumentando que los shamanes coreanos comparten el mismo tipo de posesión por trance que los shamanes siberianos y que el shamanismo coreano es una "versión nativa del shamanismo" (Kim T.G. 1988b: 30). Él categorizó cuatro tipos de shamán en Corea: mudang (shamanes por posesión del norte), myeongdo (shamán poseído por el espíritu de un niño muerto), danggol (shamán por herencia del sur) y simbang (shamán por herencia de la isla de Jeju) (Kim T.G. 1981: 141-149, 1988: 120-122, 1998a: 25-26). Sin embargo Kim está de acuerdo con que estos tipos pueden ser también clasificados en dos categorías: shamanes por posesión, incluyendo el primero y segundo tipos; y shamanes por herencia que incluye al tercer y cuarto tipos. Él sugiere que "los tipos regionales se han desarrollado con el tiempo a partir de un tipo básico y original", es decir, el de los shamanes siberianos (Kim T.G. 1998b: 30). Sin embargo Choe Gil-seong (1978: 21-22) identifica solamente dos tipos de shamán en Corea; el shamán del norte, que se origina en el shamanismo siberiano, y el shamán del sur, quien es un sacerdote nativo. Cho Heung-yun (1997a: 26-28; 1997b: 15-17) no está de acuerdo con la división de Choe entre shamanismo del norte y shamanismo del sur de Corea. Cho insiste en que los dos tipos de shamanismo no son diferentes a los shamanismos del nor-este de Asia (China, Manchuria y Siberia), argumentando a cambio que son el mismo fenómeno religioso con diferentes términos regionales.

Algunos investigadores están interesados en los aspectos sociopolíticos del shamanismo en la Corea contemporánea. Kim Seong-nae (1989) examina la revitalización historico-política del ritual shamán de la isla de Jeju. Kim Kwang-ok (1994) explora el shamanismo como "rituales de resistencia"", manipulado durante el movimiento popular de los años 70 y 80. Choi Chung-moo (1997) explica la adopción del shamanismo como un movimiento cultural anti-hegemónico.

Dos antropólogas americanas realizaron trabajo de campo exhaustivo. Youngsook Kim-Harvey (1979) se interesó por el papel que juegan las shamanes coreanas como mujeres profesionales y amas de casa -cómo enfrentan conflictos que se experimentan cuando se combinan los papeles domésticos y profesionales, y la salud mental de tales shamanes. Laurel Kendall (1985, 1988) también estaba interesada en "el lado femenino poco estudiado" del shamanismo coreano (1985: 178). Ella estudió el papel significativo de las shamanes y mujeres en la vida ritual coreana, y afirma en sus hallazgos que "en la medida en que estas prácticas han sido estudiadas como sobrevivientes arcaicos o como el mecanismo para la catarsis exclusiva de una subcultura femenina, los investigadores han perdido una esquina distintiva y vital de la vida coreana. Sin la mujer coreana y sin una cuidadosa búsqueda más allá de los clichés chinos que hasta el momento ha sido suficiente para definirla, la sociedad coreana nos elude" (ibid.: 178-179). De hecho hasta el momento solamente estas dos antropólogas han estudiado el tema femenino dentro del shamanismo coreano.

Aunque la música es el elemento fundamental del ritual shamánico coreano, la investigación sobre esta es escasa. Yi Bo-hyeong (ver Referencias) es uno de los más activos musicólogos cuyos intereses incluyen la música shamánica. Él identifica cuatro regiones musicales en Corea basado en la estructura tonal de las canciones folclóricas y de la música shamánica: regiones nor-occidental, central, sur-occidental y oriental (Yi B.H. 1971, 1982a, 1982b, 1983b, 1992a, 1992c, 2002a). Han Man-yeong (1979) afirma que el sistema tonal de la música shamánica de la isla de Jeju está relacionado con el de Corea central. Choe Jong-min (1977), Kim Seon-yeong (1989) y Choe Nan-gyeong (1992) ha analizado la música shamánica del área costera oriental y confirmó la teoría de regiones musicales de Yi Bo-hyeong.

Keith Howard y Park Mi-kyung, ambos entrenados en musicología occidental, han estudiado intensamente la música shamánica de la isla de Jindo localizada en el extremo sur-occidental de la península coreana. Howard (1989) explora el trasfondo y el proceso de la promoción de un patrimonio cultural intangible en Corea y su aplicación al patrimonio cultural de Jindo, y es así como puede percibir que entre los especialistas sobre rituales de la isla existe "una jerarquía que superpone percepciones de todos ellos sobre el poder de los individuos acreditados" a través del nombramiento dentro del grupo del Patrimonio Cultural Intangible. Park (1985) encuentra que los shamanes de la isla de Jin exhiben sus habilidades musicales con estilos improvisatorios, complejidad melódica y rítmica y la dinámica de la expresión.

Aunque al ritual shamánico de Hwanghae se le considera como representativo del shamanismo por posesión, los extensos estudios sobre este tema son raros. Tres volúmenes etnográficos de los rituales shamánicos de Hwanghae en Incheon, escritos por Yi Seon-ju (1987/88), una folclorista local, son la fuente más importante. Sus publicaciones documentan cinco tipos de ritual -ritual de iniciación, ritual de sanación, ritual de espiritismo, y dos tipos de ritual comunitarios ejecutados por nueve shamanes en Incheon. Sus publicaciones son valiosas porque contienen textos de canciones shamánicas. Sin embargo son principalmente una antología de canciones y carecen de información etnográfica.

Yi Bo-hyeong y Choe Jong-min realizaron trabajo de campo sobre la música shamánica de Hwanghae. Sin embargo son escasos los reportes musicales exhaustivos sobre esta música. Yi Bo-hyeong creó una etnografía musical de un ritual hogareño a gran escala en una publicación apoyada por el gobierno (1983a) y describió algunos otros reportes de presentaciones shamánicas incluyendo algunas pocas transcripciones en sus escritos a cerca de las características generales de la música shamánica coreana (1982a, 1982b, 1992a, 1992b, 1992c, 1994). Choe Jong-min (1983) escribió un breve reporte musical de un ritual de iniciación. Ni los trabajos de Yi Bo-hyeong ni los de Choe Jong-min tienen suficiente información para crear una comprensión de la música dentro de su contexto.

Kim Geum-hwa (1995), "personaje tesoro nacional" de los rituales shamánicos de Hwanghae, publicó una descripción de 439 páginas de sus rituales -un ritual hogareño a gran escala, un ritual de canoa, un ritual comunitario y un ritual de iniciación. La publicación de Kim es una extensa declaración de esta reconocida shamán y es una guía invaluable para estudiantes y especialistas del shamanismo de Hwanghae. Este trabajo también incluye descripciones cortas de sus canciones, hechas por Yi Bo-hyeong, y es por tanto un texto útil para una comparación con mi propia investigación. Sin embargo Kim trata de recopilar costumbres rituales anteriores, de tal forma que su libro no representa la practica ritual actual y es principalmente contextual en contenido.

Han habido muchos estudios a cerca del shamanismo coreano desde diferentes disciplinas. Sin embargo, debido a que no hay una extensa etnografía musical del shamanismo de Hwanghae, mi disertación contribuirá a un profundo entendimiento del shamanismo de esta región y de su música. Este estudio revela cuál es el propósito de la música, cómo la música funciona en el ritual, en qué contexto se ejecuta la música, y cuál es el significado simbólico incorporado en la música ritual. Mis explicaciones de estos asuntos proporcionarán claves para el entendimiento de las complejas relaciones entre la música y el ritual dentro del shamanismo de Hwanghae.

El propósito de mi estudio es investigar la gramática musical fundamental de la música ritual shamánica de Hwanghae y explorar su significado ritual musical en la cultura coreana. Los shamanes de Hwanghae llevan a cabo sus rituales cantando y danzando para invocar y entretener a las deidades. Estas actividades rituales son ejecutadas en formas culturalmente relevantes para generar la percepción de que estas actividades son privilegiadas en su significado y ramificaciones en la realización de la identidad nacional. El estudio de estas actividades rituales conducirá al entendimiento de las características de la música ritual shamánica y su papel en la cultura coreana.

 

1.3. Metodología del Estudio Capítulo 2: Del Centro a la Periferia y la Cultura Nacional

 

La Enciclopedia Web de Artes Escénicas de Corea es posible gracias al apoyo de la Fundación Corea

 
 

* * *
©
Mauricio Martínez R. - www.rutadeseda.org